Garrotxa Cultour - Página Principal

Menú Inicio
Punto de interés patrimonial

Can Joanetes

  • Can Joanetes
  1. A+
  2. A-

Descripción

En el Firalet de Olot, que oficialmente es el paseo del Bisbe Guillamet, estaba la fábrica textil de Can Sacrest, conocida popularmente como Can Joanetes debido a un cartel clavado en una pared en el que se anunciaba la producción de guantes de algodón, escrito por error con “J” (juantes); una indebida apropiación fonética local dio como resultado el nombre Can Joanetes. Es un edificio industrial proyectado en el año 1927 por Joan Roca Pinet, arquitecto municipal de Olot. De este edificio se pueden destacar muchos elementos de su construcción, como las piedras que recubrían la fachada principal hasta el primer piso, las piedras angulares, la gran puerta adovelada y el pozo. En conjunto, detalles que son claras reminiscencias de la masía catalana. También cabe señalar la escultura de la Immaculada (1928) que hay en una de las esquinas de la fachada principal, obra del escultor Jaume Martús. Todos estos elementos del edificio original, proyectado por Roca Pinet, se mantuvieron en la restauración hecha a partir del año 1985, igual que la antigua chimenea de ladrillos, restaurada para testimoniar el origen industrial del edificio.Esta restauración de 1985 fue llevada a cabo por el arquitecto Arcadi Pla cuando el alcalde de Olot era Arcadi Calzada. El objetivo era modificar el edificio para convertirlo en la nueva casa consistorial. El proyecto quiso conservar las estructuras interiores de la fábrica, tales como hierros laminados y armaduras de cubierta de madera y también las vigas escuadradas y las latas de la edificación original; elementos que, restaurados, han tomado un nuevo interés y dan carácter al edificio. De esta gran reforma cabe destacar la recuperación de espacios interiores de calidad, como el que pasaría a convertirse en el despacho de la alcaldía, en el cual se supo respetar el techo de madera preexistente. Igual de destacable es la articulación y distribución del espacio alrededor de un vestíbulo central, desde donde sale una doble escalinata de planta circular que conecta con el piso superior y la creación de techos intermedios para conseguir la creación de nuevas plantas. Arcadi Pla también decidió rehacer los estucados de la fachada con la apertura de dos balcones nuevos y restaurar el reloj de sol originario, al cual se le dio un nuevo protagonismo con el añadido de una faja vertical. El conjunto restaurado de Can Joanetes, que desde entonces es el ayuntamiento, fue inaugurado durante las fiestas de la Mare de Déu del Tura en el año 1994.