Garrotxa Cultour - Página Principal

Menú Inicio
Punto de interés patrimonial

Casas de la Sagrera

  • Casas de la Sagrera
  1. A+
  2. A-

Descripción

Hasta el año 1030, el valle de Hostoles, lugar al que pertenece Sant Feliu de Pallerols, estaba protegido por tres castillos. Fue precisamente en estos tiempos cuando la iglesia, encabezada por el abad Oliba, creó un tratado llamado Paz y Tregua de Dios, que protegía a las comunidades de payeses creando una zona sagrada: la sagrera, un radio de treinta pasos alrededor de la iglesia parroquial. Dentro de este espacio todo el mundo tenía inmunidad y quien no cumplía con el tratado era excomulgado. Se cree que la iglesia de Sant Feliu era una iglesia prerrománica, sustituida en el siglo XI por otra románica, de nave única, con bóveda de cañón y ábside orientado a levante. Ya en el siglo XII y XIII, la iglesia se fue rodeando de masías y pequeñas casas formando un triángulo, donde se establecieron un máximo de 20 familias. Era un lugar estratégico que se escogió por la riqueza del suelo basáltico, por la lejanía con el río a fin de evitar inundaciones y la proximidad con la vía principal que unía el valle con el Collsacabra. En la zona norte no se construyeron casas hasta el siglo XIV y, seguramente, había un cercado con una valla que reseguía la línea de la fachada de la iglesia. El carácter impune de la sagrera se mantuvo hasta el siglo XV, aunque ya en el siglo XIII los señores feudales de Les Planes d'Hostoles se establecieron en una casa llamada la Sala o casa fuerte del castillo de Hostoles. Entretanto, la sagrera se iba modificando, como lo demuestra el hecho de que en el siglo XIV Guillem Galceran de Cartellà vendiera unos terrenos que pertenecían a Mas Torn, en el sector nororiental del término.