Garrotxa Cultour - Página Principal

Menú Inicio
Punto de interés patrimonial

Conjunto histórico de El Mallol

  • Conjunto histórico de El Mallol
  1. A+
  2. A-

Descripción

El topónimo Mallol o Maiol no aparece hasta el año 1176 y parece que puede venir de los majuelos (maioles), viñas jóvenes, aunque ya hayan desaparecido de la comarca. El Mallol es un pueblo estratégicamente situado encima de una colina desde donde se puede controlar todo el valle. En este lugar había un castillo del que se tienen referencias desde 1204, que fue residencia de los vizcondes de Bas y, según la documentación que se ha encontrado, se sabe que estaba fuertemente fortificado con una gran muralla. La villa era el centro administrativo del vizcondado de Bas. El terremoto del siglo XV afectó de tal manera al castillo que solo quedan unas cuantas piedras. La iglesia actual, construida en 1427, después del terremoto, está ubicada donde se encontraba la antigua capilla de Sant Just, fuera muralla, y está dedicada a san Bartolomé. Actualmente destacan la casa del Veguer, la prisión y la casa del Notario, que daba servicio a todo el valle y tuvo actividad hasta finales del siglo XIX. Existe una leyenda sobre Estruga Maigarda, la bruja de El Mallol. Se cuenta que realmente existió y que estaba casada con Bernat de Bellsolà, miembro de una de las familias acomodadas del pueblo. Estruga fue acusada de brujería y la procesaron en la curia de Bas, entre los días 1 y 3 de agosto de 1373. La acusaron de haber ejercido la brujería 14 años antes. Los delitos que le achacaban eran haber hechizado a matrimonios que, gracias a ello y a cambio de dinero, conseguían amarse o aburrirse. También parece que tenía poderes sobre la fertilidad. Durante el juicio, una mujer llamada Elisenda de Mas Isern declaró que la bruja la había dejado estéril y que su marido la aborrecía porque no le daba hijos. Según ella, a pesar de haber visitado en muchas ocasiones a la bruja para encontrar un remedio y gastar mucho dinero, nunca encontró una solución. Finalmente, la Maigarda fue juzgada y condenada, pero no sabemos cuál fue la sentencia. De esta leyenda viene el refrán: "De brujas en El Mallol, hay a bandadas. De brujas en Sant Privat, hay a camadas".