Garrotxa Cultour - Página Principal

Menú Inicio
Punto de interés patrimonial

Restos de las murallas de Castellfollit de la Roca

  • Restos de las murallas de Castellfollit de la Roca
  1. A+
  2. A-

Descripción

Las murallas de Castellfollit protegían el castillo, situado en la cima de los riscos de roca basáltica, de los ataques de los enemigos durante la Edad Media. Actualmente hay pocos restos de esas murallas, pero se sabe que en el camino de la Rossolada había una de las puertas fortificadas. Del mismo modo, en la calle de La Font número 1 aún podemos ver una de las torres de la fortaleza y, en el número 3 de la misma calle, se conservan algunas aspilleras o pequeñas aperturas. Por otro lado, cabe destacar que en la plaza del Cingle hay una casa que, con el nombre de Can Castell, está construida con algunos muros, los que se apoyan en el risco, que eran parte de la muralla. El castillo se cita por primera vez el 26 de octubre de 1193, cuando Ponç de Cervera, su esposa Marquesa y su hijo Pere, lugartenientes del vizcondado de Bas, cedieron de forma perpetua la bailía del castillo y la villa a Ramon de Colltort. Alrededor del castillo se establecieron familias de campesinos, formando el primer pueblo, que luego quedó amurallado. Durante el siglo XV, con los fuertes terremotos, las murallas quedaron muy dañadas y muchas casas se hundieron. En el siglo XVII, durante la guerra de la Liga de Augsburgo, los franceses asediaron el castillo y, según parece, acabaron demoliéndolo. También fue un lugar estratégico durante la guerra del Francés. Todas estas batallas hicieron que en el año 1875 la fortificación estuviera tan degradada que, con motivo de las guerras carlistas, se tuviera que reconstruir.